La Fraternidad

Posts Tagged ‘literatura’

CENTENARIO DE ADOLFO BIOY CASARES: LA ESTRECHA RELACIÓN ENTRE “LA INVENCIÓN DE MOREL” Y “LOST” (LA SERIE DE TV).

In Borges, Curiosidades, Libros, Literatura, Lo que nos inspira, Noticias on 16 septiembre, 2014 at 0:16

“El amor -en Bioy Casares- es una percepción privilegiada, la más total y lúcida, no sólo de la irrealidad del mundo, sino de la nuestra”.

-Octavio Paz-

 

La invención de Morel, es la obra más famosa del escritor argentino Adolfo Bioy Casares (Buenos  Aires,  1914-1999) su profundidad y sutil complejidad, han convertido a esta breve  novela (consta de 130 páginas en versión bolsillo) en una poderosa e indispensable pieza  narrativa  en  nuestro  idioma. La  invención de Morel significa mucho, simboliza mucho: la inmortalidad, la transmutación del alma, la búsqueda incansable  del  genio por construir el invento perfecto que dote de vida eterna a todo aquello que  deseamos  nunca perezca. Pero también es homenaje; quizá el más punzante, es el que el autor  hizo  al clásico de H.G. Wells “La isla del Doctor Moreau”, -no sólo en clara referencia al  título-,  también  lo  hace gustoso al género de la ciencia ficción (en el que Bioy siempre navegó con clase y soltura). Mucho se ha especulado que gran parte del reconocimiento a Bioy Casares,  se debe a la estrechísima amistad que sostuvo con Jorge Luis Borges durante más de 30 años,  pero  todo  aquel  que se haya  sumergido en su obra, sabrá valorar con justa dimensión el virtuosismo de la prosa del autor.

La  historia  parece  simple.  El delirio, la fuga, y una isla maldita, se aderezan con una improbable historia  de amor. Todo  lo  que el lector descubrirá dentro de las páginas de esta novela,  lo  hará  mediante  los  delirantes  apuntes  del personaje principal, a su diario. El diálogo  consigo  mismo resulta tan intimista –como toda relación estrecha entre un sujeto y su historia  contada  en  primera  persona– que en ningún momento nos damos por presentados. Desconoceremos  hasta la última página su propio nombre. Nos enteramos pronto, que el de la voz es un escritor  prófugo, porque se confiesa ante nuestros ojos; y un muy atípico náufrago..atípico, por  una  sencilla  razón: el  naufragio y confinamiento en la isla fueron su elección absoluta. El náufrago asume con estoicismo su aislamiento porque él mismo lo diseñó así. cepta las desventuras, hambre e infames condiciones que padece en la  isla desierta, porque es la prisión que decidió habitar. Desconocemos el crimen que alega no haber cometido. Creer su inocencia es responsabilidad entera del lector.

 

El  prólogo  –autoría  de  Jorge Luis Borges- nos prepara de alguna manera, para estar atentos, -pero  sobre  todo-   a conmovernos con una extraordinaria historia y su vuelta de  tuerca:  “Las ficciones de índole policial -otro género típico de este siglo que no puede  inventar  argumentos­  refieren hechos misteriosos que luego justifica e ilustra un hecho razonable; Adolfo Bioy  Casares, en estas páginas despliega una Odisea de prodigios que no parecen admitir otra clave que la alucinación o que el símbolo, y plenamente los descifra mediante  un solo postulado fantástico pero no sobrenatural. El temor de incurrir en prematuras o  parciales  revelaciones  me  prohíbe  el  examen  del  argumento  y  de las muchas delicadas sabidurías  de  la  ejecución. Básteme declarar que Bioy renueva literariamente un concepto que San  Agustín  y  Orígenes  refutaron,  que  Louis  Auguste Blanqui razonó y que dijo con música memorable Dante Gabriel Rossetti:


“ I have been here before,

                               But when or how I cannot tell:
I know the grass beyond the door,
The sweet keen smell,
The sighing sound, the lights around the shore…”

 

 

Cuando Borges habla de sabiduría en manejo de alegorías fantásticas, no lo hace gratuitamente. Un caótico timing  onírico  se  abre  paso  entre  la  salvaje  flora  de la isla, transportándonos –acaso atemporalmente- a una intrincada aventura científica.

 

La Isla maldita y Lost!

La  Isla  que  el  naufrago consideraba desierta, parece no serlo más (quizá, nunca lo estuvo, este es el primer misterio que debemos resolver en silenciosa complicidad lectora). Morel es un científico adelantado a su época –Bioy se esfuerza por ubicar el tiempo en los años treintas-, cuyas invenciones estriban en legar al mundo tecnología experimental que le permita obtener  –gracias a un anónimo camarada del  futuro  emergente- la continuidad de su proyecto personal: la inmortalidad. Construye  un  mundo y lo  protege engañando a otro. La presencia de Faustine emerge como poderosa viñeta con su hermoso perfil que mira obsesivamente el atardecer desde el acantilado. Finalmente, la invención reconcilia a los amantes rivales (prófugo y científico) para inspirarlos a unir los cables del prodigio de la eternidad.

 

La  invención de Morel es una trampa surreal construida a base de mecanismos complejos meticulosamente detallados por un autor apasionado por la ciencia, que distribuyó pacientemente pistas ambiguas, redes intangibles, mudos espejos y secretos reflejantes. Usó con ingenio el recurso cinematográfico del  flashback,  el de los finales que abrazan los inicios, el de caracteres monocromáticos danzantes. Cuando el escritor argentino decidió tomar la ruta del homenaje a la obra maestra de Wells, probablemente nunca imaginó regalarle a nuestra generación un notabilísimo objeto de culto. Su guiño a Moreau  es el mismo guiño usado porJeffrey Lieber, J.J. Abrams y Damon Lindelof (los creadores de la exitosa producción televisiva Lost!, serie considerada el homenaje más famoso a la novela), la diferencia, es que esta última se quedó muy corta ante el efecto contundente de la pieza literaria.

Porque aunque el lector tenga revelado el misterio en las últimas páginas, las cinco líneas finales de la novela consiguen lo que jamás hizo la serie norteamericana en seis temporadas, 121 capítulos y carretadas obscenas de dólares: conmover poderosamente al lector que ya nada espera. El desconsuelo y la melancolía rampantes al ocaso del libro, son compensadas por  el  talento  fantástico  de  una  pluma  que zurce todas las costuras roídas y teje con pulcritud cualquier hilo deshilvanado de la historia en un final exquisito, tan rotundo como entrañable.
Octavio Paz hizo el siguiente apunte elogioso a La invención de Morel: “puede ser descrita, sin exagerar,  como  una  novela perfecta”, Jorge Luis Borges hizo lo propio retomando a Paz al final del ya citado prólogo: “En  español,  son  infrecuentes y aún rarísimas las obras de imaginación razonada. Los clásicos  ejercieron la  alegoría,  las  exageraciones  de  la  sátira  y, alguna vez, la mera incoherencia  verbal; de fechas recientes no recuerdo sino algún cuento de Las fuerzas extrañas y alguno de Santiago Dabove: olvidado con injusticia. La invención de Morel (cuyo título alude filialmente a otro inventor isleño, a Moreau) traslada a nuestras tierras y a nuestro idioma un género nuevo. He discutido con su autor los pormenores de su trama, la he releído; no me parece una imprecisión o una hipérbole calificarla de perfecta”

 

Los invito a naufragar en el mundo de Bioy Casares. Si no lo han hecho antes, visiten su célebre isla. Miren con atención al cielo y descubran sus dos soles, sus dos lunas, les aseguro que también se aficionarán a sus ponientes menguantes, a sus crepúsculos sin dulzura. La visita no es larga, podrán descubrirla en siete días. No teman, no existe peligro de contagio. Somos inmunes a esa extraña enfermedad que se adquiere en sus entrañas, que carcome las propias. Uno nunca sabe quién de nosotros conozca la combinación que el trágico héroe espera entre espejos y que necesita para abrir el portal diseñado por Morel para los tiempos venideros, para el futuro. El que ya nos alcanzó.

 

 

Artículo de América Pacheco.

Via: Animal Político

Cualquier Cosa Nos Inspira

 

Anuncios

INSTRUCCIONES PARA LLORAR

In Arte, Libros, Literatura, Lo que nos inspira on 13 febrero, 2012 at 17:57

Celebrando los 103 años de Julio Cortázar.

INSTRUCCIONES PARA LLORAR

“Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia dentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.”

Julio Cortázar

HISTORIAS DE CRONOPIOS Y FAMAS

.

Cualquier Cosa Nos Inspira

HISTORIAS DE CRONOPIOS Y FAMAS: VIAJES

In Libros, Literatura, Noticias on 12 febrero, 2012 at 20:31

Celebrando los 103 años de Julio Cortazar, les dejamos un fragmento de uno de nuestros libros favoritos de él: HISTORIAS DE CRONOPIOS Y FAMAS.

—————————————————–

VIAJES

Cuando los famas salen de viaje, sus costumbres al pernoctar en una ciudad son las siguientes: Un fama va al hotel y averigua cautelosamente los precios, la calidad de las sábanas y el color de las alfombras. El segundo se traslada a la comisaría y labra un acta declarando los muebles e inmuebles de los tres, así como el inventario del contenido de sus valijas. El tercer fama va al hospital y copia las listas de los médicos de guardia y sus especialidades.

Terminadas estas diligencias, los viajeros se reúnen en la plaza mayor de la ciudad, se comunican sus observaciones, y entran en el café a beber un aperitivo. Pero antes se toman de las manos y danzan en ronda. Esta danza recibe el nombre de «Alegría de los famas».

Cuando los cronopios van de viaje, encuentran los hoteles llenos, los trenes ya se han marchado, llueve a gritos, y los taxis no quieren llevarlos o les cobran precios altísimos. Los cronopios no se desaniman porque creen firmemente que estas cosas les ocurren a todos, y a la hora de dormir se dicen unos a otros: «La hermosa ciudad, la hermosísima ciudad.» Y sueñan toda la noche que en la ciudad hay grandes fiestas y que ellos están invitados. Al otro día se levantan contentísimos, y así es como viajan los cronopios.

Las esperanzas, sedentarias, se dejan viajar por las cosas y los hombres, y son como las estatuas que hay que ir a ver porque ellas no se molestan.

Cualquier Cosa Nos Inspira

Toda promesa tiene algo de inmortal. 32 años sin Jorge Luis Borges.

In Borges, Libros, Literatura, Lo que nos inspira, Noticias, Pelos, Poesía on 15 junio, 2011 at 1:42
En un día como hoy de 1986, moría mi escritor favorito y uno de los mas grandes de todos los tiempos: Jorge Luis Borges

Y el siguiente es mi texto favorito de él.

The unending gift

Un pintor nos prometió un cuadro.
Ahora, en New England, se que ha muerto. Sentí como otras veces, la tristeza y la sorpresa de comprender que somos como un sueño. Senti fastidio y acaso injurié de él. Pensé en el hombre y en el cuadro, y en el hombre y en el cuadro perdidos.
(Sólo los dioses pueden prometer, porque son inmortales).
Pensé en el lugar prefijado que la tela no ocupará.
Pensé después: si estuviera ahí, sería con el tiempo una cosa más, otra cosa entre las cosas, una de las vanidades o hábitos que en mi mi casa recurro como una amistad; ahora es ilimitada, incesante, capaz de cualquier forma y cualquier color y no atada a ninguno.
Existe de algún modo. Vivirá y crecerá como una música, y estará conmigo hasta el fin. Gracias, Jorge Larco, por haberme regalado este cuadro.
(También los hombres pueden prometer, porque en cada promesa siempre hay algo de inmortal).
 .
Jorge Luis Borges.
 .

COMO SER UN GRAN ESCRITOR

In Libros, Literatura, Lo que nos inspira, Noticias, Poesía on 16 enero, 2010 at 22:14

Uno de los escritores más influyentes al inicio de mi carrera: Charles Bukowsky.

Hoy cumple 97 años.

Poesía repleta de inspiración.

COMO SER UN GRAN ESCRITOR

“Tienes que cojerte a muchas mujeres
bellas mujeres,
y escribir unos pocos poemas de amor decentes
y no te preocupes por la edad
y los nuevos talentos.
Sólo toma más cerveza, más y más cerveza.
Anda al hipódromo por lo menos una vez
a la semana y gana si es posible.
aprender a ganar es difícil,
cualquier pendejo puede ser un buen perdedor.
y no olvides tu Brahms, tu Bach y tu cerveza.
no te exijas.
duerme hasta el mediodía.
evita las tarjetas de crédito
o pagar cualquier cosa en término.
acuérdate de que no hay un pedazo de culo
en este mundo que valga más de 50 dólares (en 1977).
y si tienes capacidad de amar, ámate a ti mismo primero
pero siempre sé consciente de la posibilidad de
la total derrota, ya sea por buenas o malas razones.
un sabor temprano de la muerte no es necesariamente
una mala cosa.
quédate afuera de las iglesias y los bares y los museos
y como las arañas, sé paciente,
el tiempo es la cruz de todos.
más que el exilio, la derrota, la traición
toda esa basura.
quédate con la cerveza,
la cerveza es continua sangre.
una amante continua.
agarra una buena máquina de escribir
y mientras los pasos van y vienen
más allá de tu ventana
dale duro a esa cosa, dale duro.
haz de eso una pelea de peso pesado.
haz como el toro en la primer embestida.
y recuerda a los perros viejos,
que pelearon tan bien:
Hemingway, Celine, Dostoievski, Hamsun.
si crees que no se volvieron locos en habitaciones minúsculas
como te está pasando a ti ahora,
sin mujeres, sin comida, sin esperanza…
entonces no estás listo
toma más cerveza.
hay tiempo. y si no hay, está bien igual.”

Cualquier Cosa Nos Inspira

 

Y SEGUIMOS SIN SALVARNOS

In Batman, cine, Libros, Literatura, Lo que nos inspira, NUESTRO TRABAJO, Poesía on 17 diciembre, 2009 at 21:31

Hace más de veinte años vi por primera vez esta película.

Desde entonces este poema de Mario Benedetti, dejó de ser sólo un poema, para convertirse en filosofía de vida.
Desde la primera vez que pisé un salón de clases lo hice extensivo a mis alumnos.
Más de veinte años después muchos de ellos siguen luchando por no salvarse y seguir con aquello en lo que creen.
La Fraternidad esta fundada en esa base: la de no salvarnos un sólo día.

Con Subiela en Buenos Aires, indagando dentro de “El Lado Obscuro del Corazón”

.

.

NO TE SALVES

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Mario Benedetti

Cualquier Cosa Nos Inspira

Adrián