La Fraternidad

Posts Tagged ‘Guadalajara’

COMUNICADO DE PRENSA NUEVA FECHA. CODA + AGORA. 25 AÑOS

In Coda, conciertos, Lo que nos inspira, Música, Noticias, NUESTRO TRABAJO, publicidad, Rock on 4 diciembre, 2014 at 17:18

Comunicado Teatro Cavaret nueva fecha 7 marzo

poster 06 Dic14 GDL coda y agora

TATUAJES POR COMIDA

In Arte, Eventos, Exhibiciones, Exposiciones, Festivales, Fotografía, Lo que nos inspira, NUESTRO TRABAJO, Tatuajes, TOT on 12 julio, 2013 at 22:13

Llega el  primer evento anual “Tatts 4 Food”: un Maratón de tatuajes

.

.

¿Qué tan increíble puede sonar la relación entre hacerse un tatuaje y apoyar una buena causa?

Gracias a la combinación de ideas de varios artistas, se ha programado un maratón de tatuajes, cuyos fondos serán destinados a La Casa Hogar Máximo Cornejo Quiroz en Puerto Vallarta, Guadalajara, México. La mecánica consiste en intercambiar un tatuaje de 5 a 8 cms, por artículos de la lista oficial de donación.

Al evento se han ido sumando los mejores tatuadores y artístas plásticos de Puerto Vallarta.

Además, seguido del maratón, habrá una fiesta en Diner de Johnny a las 9:00 pm donde se podrá disfrutar de entretenimento, bebidas e intercambiar arte por algunos de los artículos de la lista.

Habrá 3 tipos de tatuajes:

  • 1° 5cm por 5cm $350 en articulos de la lista
  • 2° 7cm por 7cm $450 en articulos
  • 3° 8 a 9 por 8 a 9 $500 en articulos

El diseño deberá ser   ser simple ya que la afluencia de personas que se estima entrarán al intercambio de tatuajes, será bastante.

Sin más, les dejamos la  Lista Oficial Donación:

  • Pañales grandes, jumbo
  • Leche nido entera
  • Leche nido kinder1
  • Cloro
  • Pinol
  • Aceite
  • Jabón en polvo, Maestro Limpio
  • Escobas de madera
  • Trapeadores
  • Mayonesa
  • Chiles jalapeños en vinagre
  • Salsa Valentina
  • Jabón Lirio
  • Azúcar
  • Gerber de frutas
  • Salsa cátsup
  • Cereal
  • Toallitas húmedas
  • Bolsas negras para basura, tamaño jumbo
  • Sopas
  • Leche Similac
  • Leche frisolac

Sitio Oficial del evento organizado por Vallarta Ink.

Cualquier cosa nos inspira, 

Tot.

“Mi primera vez…”

In conciertos, Eventos, Festivales, Fotografía, Lo que nos inspira, QBO, Valeria Araya on 22 marzo, 2012 at 9:57

(Tengo que decirlo: ni la inexperiencia, ni los miedos pudieron con la emoción de la que fue mi primera vez. Así como se lee, con todas sus letras.)

___________________________________________________

Cerveza por todas partes. Músicos famosos caminando por todo el recinto. Muchísimo calor. Un cartel variado. Amantes de la buena música, punks, metaleros, rockeros y hasta hipsters: ¡Bienvenidos al Festival de la Revolución!

___________________________________________________

De lo primero que recuerdo, es el hecho de que no tenía idea de para donde correr primero. A final de cuentas mi compañera de trabajo más querida y yo, estábamos sólas y por primera vez en Guadalajara.

Ir a eventos musicales siempre ha sido de las cosas que más me gustan y me emocionan… ¡Aunque me empujen y me aplasten! Y no es por presumir, pero ha habido veces, incluso,  en que he llegado a la famosa “valla” (hasta adelante, para que me entiendan) y  según yo, era de las mejores cosas que te podían pasar en un concierto.

Ja. ¡Ilusa, yo!

Sábado: Ahora me tocaba estar del otro lado de la valla, delante. No tocando, ni mucho menos cantando. Me tocaba estar en el ombligo del  espectáculo: Entre el artista y el público. Mi responsabilidad principal: cubrir TODOS los aspectos de la presentación de QBO en El Revolution Fest, yo era la fotógrafa de QBO.

Es la primera vez que lo voy a decir abiertamente, pero la sóla idea de estar en serio, ahí con una cámara en mano para realmente hacer algo que yo había deseado durante mucho tiempo, me paralizó y me hizo sentir con las manos entumidas y empapadas de sudor.

Afortunadamente no duró mucho el quedarme atónita, ya que el ruido me hizo despertarme y seguir con el trabajo que tenía que cumplir. De verdad estaba muy enojada conmigo misma. Fue ahí cuando la molestia que me invadía aplastó ese sentimiento de nervios, forzándome en automático a calmarme y hacer que mi mano dejara de temblar. Entonces fue que con cada disparo,  lo empecé a disfrutar.

En ese momento me di cuenta que es muy gratificante trabajar tomando fotos, y que lo es aún más cuando tienes en frente a músicos que son de tu agrado. La única separación entre esos músicos y tú,  ahora no es un gorila de seguridad, es un lente.

Así se pasó fue todo mi dia. Corriendo de un lado a otro tomando fotos, por aquí, por allá…  tostándome a falta de un bloqueador solar, enfocando a fans, a músicos, a sus instrumentos, tomando demasiadas fotos, entrando con un sentimiento de estarme colando a ruedas de prensa de los músicos del evento, pidíendole de vez en cuando a otros que me sacaran fotos con esos mismos músicos,  platicando con ellos y olvidándome del hambre y el cansancio.

En cada espectáculo que sacaba la cámara se mantuvo una sensación de nervios y alegría que no se cómo describir… Creo que era una emoción oscilatoria que regresa cada que me acuerdo o lo cuento.

Y es gracioso, hay gente que me pregunta por qué me llama la atención y me gusta la fotografía. La razón es porque estoy muy consciente de que nada dura para siempre. Una foto es el medio en el que yo le pongo pausa a aquellos momentos que son importantes para mí.

¿Para qué fiarse de la memoria en pleno siglo XXI cuando puedes congelar un momento para toda la vida?

Pasaron muchas cosas en el Revolution Fest dignas de contarse, pero lo cierto es que yo no me fío mucho de mi memoria, así que en este caso, haré uso de la frase “una imagen vale más que mil palabras”.

Fue hasta hace un día en que me decidí a iniciar un proyecto de forma express, proyecto que se derivó de mi primera vez:  la primera vez que trabaje como fotógrafa.

Sin más preámbulos, este es el resultado de mi primera vez, mi “The Revolution Project”

Así pues, sólo me resta darle las gracias a quienes hicieron todo lo que fue, posible.

Cualquier Cosa Nos Inspira, incluso las oportunidades y las constantes ganas de seguir mejorando.

Valeria Ramírez, aka Araya