La Fraternidad

El 1er mes en agencia: “Sacando el Chespirito que todos llevamos dentro”

In Lo que nos inspira, publicidad, Televisión, Valeria Araya on 12 abril, 2012 at 1:44

El antecedente de todo, lo había causado Erika, quien le escribía a su ex-profesor, Carlos Dulanto  un mail donde lo que sea leía, era tan claro como escalofriante: Pensaba abandonar su trabajo en el medio publicitario tras su primer mes en una agencia, pues sentía que no servía para el negocio.

Recientemente, me encontré en la página de RoastBrief, una anécdota que  cuenta el publicista Carlos Dulanto, donde compara el trabajar en una agencia de publicidad con varios elementos de los ya conocidos y viejos programas de televisión, “El Chapulín Colorado ” /  “El Chavo del 8”, y de cómo lleva 30 años de su carrera trabajando y aprendiendo de Chespirito.

A decir verdad, es uno de esos artículos que me encantó leer y que va a permanecer en mi cabeza durante mucho tiempo, una anécdota que enriquece y que realmente, llegó en un excelente momento: vino a llenar mis pulmones de oxígeno y a acrecentar la pasión que se ha ido desarrollando meses atrás en mí: La publicidad.

Hay veces en que las cosas no salen como uno las planea… Al menos, no a la primera. A veces hace falta un empujoncito o un buen jalón de orejas para ir formándonos.

Así es como más o menos Carlos Dulanto, decidió revelarle a Erika, su más grande secreto y cómo siguió en el camino de la persistencia, aún cuando él mismo tenía sus dudas y también quería rendirse años atrás, justo como ella quería hacerlo. Él también tuvo en alguna época la misma interrogante: si realmente servía para la publicidad.

Su secreto: tenía como base nueve de las frases que se usaban en ambos programas:

1. “Fue sin querer queriendo”: Un aspecto fundamental, es aprender a equivocarse y a controlar la angustia de hacerlo: ello ayuda a crecer y aprender. “Hay que equivocarse, queriendo equivocarse.”

2. “Tómalo por el lado amable”:   La incertidumbre es parte de una profesión donde hay que trabajar dándo el máximo, dejando aún lado el  vivir pensando sólo en los premios, “¡No sólo pienses, trabaja por ellos!”

3. “Es que me da cosa” : Es de suma importancia enfrentar el sentimiento de querer tirar la toalla sólo porque “nos da cosa” o nos da miedo. “Los miedos frenan, pero son leones de papel, son solo eso.”

4. “¿Don Ramón, es verdad que su abuelita es malabarista?”: Hay que arriesgarse a preguntar, a descubrir y a dejar desenvolver los sentidos. Básicamente: ¡Pregunta, pregunta, pregunta! “Arriésgate a recibir un coscorrón, pero vete feliz, porque descubriste una nueva ventana por la cual mirar.”

5. “Síganme los buenos”: Tomar como ejemplos a la gente que te enseña (por algo están en el lugar que están) y construir la agencia a base de un equipo que da soluciones, y hacerla un lugar de convivencia, no sólo de trabajo.

“Ser seres humanos antes que creativos es una de las tareas más duras, pero solo se logra si intentas comprender y aceptar a los demás. Así es como empieza el camino del buen publicista, juntándose con los buenos, no con los showmans.” 

6. “Que no panda el cunico”: Toda idea toma su tiempo. Para llegar a una muy buena, es necesario desechar (lo más seguro) unas mil más antes.  Todo tiene un proceso y equivocarse es parte de éste. No desesperarse es una regla fundamental “…Verás que mientras más millaje creativo tengas, éstas vendrán a ti como hojas en otoño.”

7. “No te doy otra nomás, porque mi abuelita era cirquera, trapecista y campeona de tiro al blanco”: Así como la abuelita de Don Ramón había hecho una y mil cosas, uno se debe ir formando miles de historias. “Sé un ser humano capaz de inspirar. Sé un publicista que piense fuera de una Mac.”

8. “Se aprovechan de mi nobleza”: No todo el tiempo quienes están a nuestro alrededor, se encuentran evaluando. “No detestes a los jefes… son ellos a quienes agradecerás más adelante, sí, a esos que te dicen mil veces que debes cambiar algo, o que le des la vuelta o que lo aterrices, a ellos tienes que agradecerles. Recuerda, ellos no se aprovechan de tu nobleza sino que la están formando.”

9. “No contaban con mi astucia”:  Todo el esfuerzo tiene sus frutos, chicos o grandes, todos llevan su tiempo. “El mejor premio es que tu cliente te renueve, el resto es solo un adorno.”

Así cómo con Erika,  en su momento varios profesionistas (quiero imaginar), se han preguntado si sirven o no para algo. Sin embargo, día a día es razón para alegrarse encontrarse con  “Carlos Dulantos” que se presentan en el camino.

Araya*

Cualquier Cosa Nos Inspira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: