La Fraternidad

Eso que te gusta by @erimacedo #CualquierCosaNosInspira

In Erika, Lo que nos inspira on 30 diciembre, 2011 at 1:31

Elle, Marie Claire, Glamour, Vogue… un sinfín de enciclopedias horteras a todo color que realizan bombardeos retroactivos a la “mujer de hoy” e intentan mermar la poca capacidad mental que a las lectoras de estas revistas aún les queda.

Sus fieles lectoras,  futuras señoras suicidas a las que intentan enseñan cómo estar bien guapas para conservar al marido, cómo eliminar esas antiestéticas estrías, esos abominables michelines, qué decir de las infernales arrugas y las insoportables raíces en el tinte, y ni hablar de los aberrantes pelos en las ingles.

Páginas y páginas y más páginas con publicidad de productos de estética, perfumerías y tiendas de moda en París, Londres, Madrid o Barcelona.

Que alguien pierda el tiempo redactando un artículo sobre bolsos a juego con los zapatos, rimmel para alargar las pestañas, maquillaje de día, de tarde, de noche, de fiesta, para las gordas y las flacas, dieta de la alcachofa, del filete de pollo, dietas diuréticas pa mear tol puto día, laxantes naturales, crema para el contorno de ojos, nutritiva de día, nutritiva de noche, crema limpiadora para el cutis, peelings para todo el cuerpo,  antiojeras, hidratante para los labios, bronceadores, endurecedores para las uñas, tintes para el pelo última tendencia, y que haya gente que pierda el tiempo leyéndolos y mucho peor, haciéndoles caso, es algo que dice mucho sobre la degeneración humana.

Una lista interminable de las mejores clínicas de cirugía estética para tener siliconadas las tetas, los labios, los pómulos, las nalgas,  estrechar la cintura, copiar la nariz de la actriz de turno, liposuccionarse, hacerse un lifting facial, implantarse uñas de silicona, depilación láser  y tener una funda para una dentadura blanquísima.

Qué decir de la parte más ruín de la revista? desmontando mitos, la fulanita de turno que se le han caido las tetas, la otra que la pillan en la playa y se le ve la  celulitis, a una que la deja el novio por otra más joven, el ranking de las peor vestidas, bla bla bla. ¿Cuánto vale la satisfacción de ver una foto de la buenorra de turno con el culo caído? Impagable.

Libro recomendado: ¿Libro???? las revistas suelen tener más de 200 pag, ahí tienen lectura para toda la semana hasta que aparezca el número siguiente, si acaso, hacen mención a alguno de  Almudena Grandes o de Gala que queda muy moderno.

Y, junto a todo eso, artículos sobre la ley de igualdad, sobre los derechos de la mujer, la historia del por qué del día de la mujer trabajadora, una abogada que asesora sobre temas legales y una sexóloga que responde a la Srta. Piscis diciéndole que no se interrumpe un embarazo por mucho laxante que se tome. (Los laxantes no interrumpen ni los embarazos, ni la imbecilidad de la gente).

Por si fuera poco, añaden además algún que otro test para dejar claro que no eres buena amiga, ni buena amante, que no te cuidas nada y que si no pones remedio pronto, no podrás “retenerle” y tu hombre te abandonará antes de que acabe el año. No hay que olvidar echar un vistazo al horóscopo, ahí aparece la amiga Aramis que dice que a todas las capricornios del mundo: “hoy les irá fatal en el trabajo”.

Esta tortura subliminal continúa en los artículos redactados por pseudoperiodistas de pacotilla, que se atreven a enumerar los diez pasos a seguir para convertirte en la sumisa tetona que ellos/as suponen que todo hombre busca.

Frustración, envidia, hipocresía, soberbia, ira y avaricia serían los pecados capitales cometidos por sus lectoras. A los que yo añadiría la ignorancia, creo que es el mayor de todos.

Como no podía ser de otra forma, existe también este tipo de revista para el “hombre de hoy”, donde muestran unas playas paradisíacas para “llevar” a la chiquita en turno, dónde comprar los diamantes más extraños o cómo conservar el champagne. Pero vamos, que dejan bien claro que si eres un fontanero bajito, rechoncho y calvo, no tienes nada que hacer, la revista asesora pero no hace milagros.

Este tipo de revistas debería estar condenada por fomentar la anorexia, la bulimia, la baja autoestima, la frustración, la sumisión, la confusión, el auto-maltrato, el perfeccionamiento obsesivo y sobre todo, la estupidez.

 

Fuente: rabosdepasas.wordpress.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: