La Fraternidad

MI PRIMER DÍA EN COACHELLA

In Coachella, Lo que nos inspira, Música on 18 abril, 2011 at 13:53

Como siempre, toda historia comienza azotando la alarma del despertador, no podíamos salir de la habitación porque mis teléfonos no paraban de sonar, pendientes y problemas que resolver en México, me alejaban en tiempo de disfrutar desde temprano Mi primer día en Coachella. Pasando un par de horas, pudimos salir con algo de suerte hacia un Ihop, desayuno ligeramente denso al muy puro estilo norteamericano; grasas, dulces y sabores fuertes en cada alimento para recordarnos donde estamos situados; Palm Springs, California.

Se nos olvidó guardar la dirección del Festival en el GPS, por lo cual dimos las suficientes vueltas como para hacer un viaje de 30 minutos, en probablemente una hora, pasamos por unas Tecates, Hielo y dos bebidas locochonas que por “recomendación divina” probamos, no recuerdo sus nombres, pero sus 12 grados de alcohol, aun no salen de mi organismo.

Al fin, visualizamos la entrada. Lejos muy lejos sobre la misma avenida 52 por la cual íbamos en Indio, California; se empezaban a mirar los carteles de “por aquí es”; la emoción ya nos había ganado. Foráneos al fin, empezamos a mirar que todo era de tierra, mi outfit estaba tan equivocado como la vuelta que nos perdió; se me ocurrió llevar Jeans, Playera y camisa; típico en mi, pero en la ciudad y en mis días “normales”, aquí solo parecía el papa de los descarriados. El Calor era intenso, logramos estacionarnos y destapar las Tecates para saciar la sed y brindar por el solo hecho de hacerlo. En unos minutos caminamos hacia lo que vendría siendo el camino principal, y nos encontramos con el primer filtro de seguridad peatonal, no botellas de vidrio. Apuradamente esas Tecates pasaron a un mejor mundo, y continuamos caminando, en 10 minutos mas nos topamos con el siguiente filtro, aquí por fin ya leían nuestro brazalete, y teníamos que desechar cualquier comida o bebida sin consumir; allí murieron las bebidas extrañas que ya nos Traian mareados. Al pasar este filtro, nos sentimos grandes nuestra vista se fue a todos lados, y aun no entrábamos al recinto, pero ya mirábamos desde allí la zona de “cómprate el recuerdito”, y la zona de camping para aquellos que quisieron hacer la experiencia Coachella mas “acá”.

Por fin entramos, Césped por todos lados, parejo, limpio e inmenso. Increíblemente directo a nosotros el escenario principal “COACHELLA STAGE”, no se cuanta gente pueda entrar aquí, es un campo llano con un audio principal de veinte sistemas por lado, y seis torretas de cinco sistemas por lado separadas por unos doscientos o trescientos metros entre si, de verdad soy malo calculando; Cien mil personas? Mejor entro a Wikipedia y les anexo un numero real, En fin; Llegamos.

Nuestra fiesta comenzó con OZOMATLI, en este mismo escenario, animaron muy Cool e hicieron un buen show, no perdíamos las ganas de salir corriendo a los otros cinco escenarios, mas todo lo que entre ellos había, mi cartel musical fue reducido, pero la verdad jamás deje de escuchar música y disfrutar todo lo que iba siendo Coachella.

De este escenario caminamos unos cuantos metros hasta el “OUTDOOR THEATRE” donde se presentó lo que para mi fue la revelación de la tarde y en mi vida, cuatro chicas haciendo música deliciosa, preocupadas por la perfección de la simpleza, armoniosas, guapas y talentosas, ellas fueron WARPAINT, me encantaron, me envolvieron y seguí hablando de ellas toda la noche.

Decidimos darle el recorrido inicial por todo el recinto y vaya, primer mundo y aun limpio. El lugar es hermoso, esta súper bien diseñado, gigantesco, con una palabra mágica y tacita en todos lados “Compartir”, porque nadie te lo dice pero lo sientes, te sientes dueño del espacio que vives y todos igual lo disfrutan, que experiencia.

Cuenta con una serie de esculturas centrales que sirven como puntos de apoyo o de encuentro entre amigos que dividen sus gustos musicales por escenarios, los celulares obviamente fallan y con una buena razón; disfruten el festival!. Los mecanismos de distracción de COACHELLA son muchos y variados, animales gigantes de metal, ingeniosas construcciones de madera, una rueda de la fortuna, domos, tiendas, cajeros  y repetitivas zonas de bebidas y comidas que, hacen del consumismo, su segunda entrada de dinero rápido.

De allí y por tiempos, nos pasamos a el escenario GOBI, a escuchar algo de ARIEL PINK’S HAUNTED GRAFFITI, algo divertido y estridente. No aguantamos las ganas de seguir caminando, esto sin tomar el cuenta el sol y el calor para nada, seguía fuerte pero era parte del paquete. Pasamos nuevamente por el COACHELLA STAGE, y era el turno para la talentosisima y ahora muy movida LAUREN HILL, obvio, todo el mundo bailando.

Allí esperamos, la banda que seguía era una de mis favoritas en la noche; INTERPOL. Típico comentario de “sonaron como en el disco” las interacciones con el publico de ellos y todos los artistas fueron de nulas a inexistentes, algo que los hizo un tanto frios, pero realmente dieron su música, sus guitarras atolondradas y la voz indiscutible que, afirmaba su talento. Lo hicieron bien, es un festival. Ya el atardecer se apoderaba de nosotros, gracias a el Cielo, el sol desaparecía, Oh no! Es un desierto, todos aquellos que se quejaron del calor intenso por la ropa en exceso que llevaban, ahora reían misteriosamente de todos los que realmente estaba con “poca ropa” y ahora padecían del frío desértico de Indio, California.

Acto seguido, no pude ocultar mi gusto y morbo por escuchar el material independiente de un vocalista talentoso, bien figurado y un tremendo “frontman” llamado BRANDON FLOWERS, corrimos al terminar Interpol, hasta el OUTDOOR THEATRE, donde por una hora, divirtió con su música muy bailable por cierto dentro del genero, hasta que llego el turno del palomazo y por lo menos guitarra de su banda THE KILLERS, se subió al escenario e interpretaron un par de rolas del grupo que, al correr el rumor en el festival un gran porcentaje de la población musical de Coachella se disparó a corear todas y cada una de las canciones que FLOWERS nos regaló, fue realmente un momento mágico.

Entre artista y escenario, nos dábamos tiempo para ir a la Zona Cerveza, y tomar algo refrescante, seguramente no era agua, aunque esta si era la mas económica y menos dañina al organismo, ayudaba también a el ahorro permanente del gastado bolsillo  viajero.

Nuevamente nos fuimos al COACHELLA STAGE, y que creen? De quien era el turno? Terminando The Black Keys, se sube al escenario KINGS OF LEON, envolvieron al publico conocedor, tienen un excelente intro progresivo, la verdad les han dado buenos tips para su show, y claro, por varios millones que ya debe costar, no es para menos, vale la pena hacer una gran producción, para cobrar un gran dinero.

No alcanzamos a escuchar ningún éxito de la banda, no pudimos estar mas de treinta minutos con ellos, ya que nuestra sangre latina y mexicana, nos llamaba al OUTDOOR THEATRE nuevamente, era el turno para el debut simbólico de CAIFANES. Éramos muchos, miles de mexicanos que, coreaban frases típicas, amenizando la espera e inicio del reencuentro internacional de un grupo que por su separación termino de crearse todo el mito sobre ellos, fueron cincuenta minutos de añoranzas, nostalgias y recuerdos que todos los presentes revivieron, aplaudieron y disfrutaron, eran pocos los norteamericanos que estaban allí, se hizo presente MÉXICO. La voz cansada y desgastada de Saul, no se hizo menos, fueron coros eternos en todas las canciones, incluyendo el ultimo tema de AFUERA, canción de Jaguares, pero que ayer tenia en la guitarra a Alejandro Marcovich.

Sin ánimos de vejez, ni de darnos por vencidos, nos fuimos en el gran paseo del día al COACHELLA STAGE, lleno a morir, porque los siguientes y cerradores de la noche THE CHEMICALS BROTHERS, lo merecían. Jugaron con las pantallas, sonidos profundos y todo lo que siempre hacen, éxito total para ellos.

La otra gran sorpresa de la noche, fue salirnos de Chemical, para escuchar un grupo recomendado, FLOGGING MOLLY, y vaya que fue lo mejor! Su música con siete músicos en escena, es una total mezcla de folk irlandés con guitarras raspantes y sonidos rockeros que, sin lugar a duda, hicieron la fiesta de la noche.

Coachella, me brindó un primer día inequivocadamente insólito, todo me sorprendió, todo me encanto, todo absolutamente bien realizado y producido, como bien quisiéramos hacerlo.

Hoy vamos por más, tener tanta música alternativa en tres días seguramente marcará mi vida.

Cualquier Cosa Nos Inspira

William

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: