La Fraternidad

¡A obscuras es más sabroso!

In DYA, Lo que nos inspira on 29 marzo, 2011 at 22:59

El 26 de marzo de 2011 de 20:30 a 21:30hr. En 135 países y 4500 ciudades individuos, comunidades, empresas y gobiernos de todo el mundo apagaron sus luces durante una hora – La Hora del Planeta –, transcendiendo todas las barreras religiosas, culturales, generacionales y geográficas en una celebración global por el cuidado del Planeta.

La Hora del Planeta empezó el 31 de marzo de 2007, cuando 2,2 millones de personas de Sidney, Australia, apagaron sus luces durante una hora para reclamar acciones contra el cambio climático
Un año después, 370 ciudades de más de 35 países convirtieron esta idea en un movimiento mundial. Se consiguió que entre cincuenta y cien millones de personas apagaran las luces. Edificios emblemáticos como el puente Golden Gate, el Coliseo de Roma, Times Square o el Cristo Redentor de Río de Janeiro se unieron a este llamamiento de acción por el clima apagando también sus luces durante una hora.
Para 2009 el movimiento se convirtió en la acción voluntaria más grande nunca vista. Participaron las luces de 4159 puelos y ciudades de 88 países y 9 de las 10 ciudades más pobladas del mundo. . La Esfinge y las Pirámides de Giza, la Torre Eiffel de París, Table Mountain de Ciudad del Cabo o las cataratas del Niágara se unieron a las más de 1.000 maravillas del mundo en esta acción contra el cambio climático.

Este año, nos pusieron la fecha en sábado en la noche y creo que eso pudo haber influido en que un menor número de personas participara en el movimiento, sin embargo era temprano y muchos estábamos apenas arreglándonos para salir al antro o cenando.

Sería posible que los comunicadores en México hiciéramos un poco más fuerte nuestra labor dando a conocer las acciones para ese día y que más gente apoyara esta hora tan importante.
Faltó bastante información por parte de los medios de difusión ya que muchas personas desconocían el día y la hora exacta en la que se haría el movimiento.

Sin embargo México y una gran parte de sus ciudadanos participaron, así como otras ciudades con sus monumentos importantes tales como La ciudad prohibida de Beijing, La puerta de Branderburgo, Las cataratas Victoria y el museo de la paz de Hiroshima para simbolizar la lucha contra el cambio climático.

Si podemos lograr un pequeño cambio durante una hora al año, imagínense lo que podemos hacer con pequeñas aportaciones día con día como comer con la familia sin encender la tele, dejar desconectados los aparatos eléctricos cuando salimos de casa, apagar la luz de la habitación que está vacía, comprar focos ahorradores, en fin existen muchísimas formas para poder dejar a los que van detrás de nosotros un mundo en el cual puedan sobrevivir y no dejar problemas que no son suyos.

DYA L

Cualquier cosa nos inspira


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: